¿CÓMO ENCONTRAR EL CAMINO?

¿Cómo encontrar el camino? Es la pregunta que nos hacemos todos en la vida.

Normalmente esta pregunta nos la planteamos cuando nos encontramos perdidos, por las experiencias que vivimos y la cuestión es que no sabemos que camino tomar.
Muchas veces no tiene que ver con las experiencias en sí, es decir, en algunas ocasiones se debe a la inquietud de búsqueda que tienen algunas personas, por encontrar respuestas a la vida y que va más allá de lo cotidiano, de lo habitual.
En otras por el contrario, se debe al sufrimiento que produce en las personas algunas experiencias, y que transforman al ser humano, iniciando la búsqueda del camino, que empieza en si mismo.
El camino interior, es el que te lleva a conocerte tal como eres y no como quieren que seas los demás, es el camino de las respuestas, el que te lleva a encontrar el rumbo de tu vida.
Una de las cosas mas importantes es no perder la paciencia, es decir, querer encontrar todas las respuestas de tu vida en un solo momento, es imposible, y la paciencia es de vital importancia.

La paciencia tiene mucho que ver con nuestra respiración, algo que parece tan básico en nuestra vida, influye decisivamente en nosotros para encontrar la paz.

Respirar profundamente, es necesario, porque evita que pierdas el control. Desde luego cuando nos encontramos en este tipo de encrucijada, lo menos que queremos es que nos digan que respiremos tranquilamente, queremos encontrar las respuestas que nos quiten el miedo, porque el vernos sin camino nos da vértigo, nos angustia tanto no tener el control de nuestra vida, que cuando algo nos saca de nuestro modelo de vida habitual, parece una catástrofe.

Pero encontrar el camino, no es como un “abracadabra” es algo más profundo y a la vez sencillo, pero necesita un proceso que nos lleve a la verdad que buscamos.

¿Quién soy?; ¿Qué busco en la vida?; ¿A dónde quiero ir?; ¿Qué es lo que no me gusta de mi vida, y por qué?; ¿Cuál es la motivación en mi vida cada mañana?;
¿Cuáles son mis creencias ?; ¿Dónde está mi fe?; ¿Me identifico con la imagen que los demás tienen de mí, o con la imagen que proyecto de mí misma?; ¿Hay algo que quisiera hacer en mi vida y aún no he conseguido, y por qué? ...

Estas pueden ser algunas preguntas que nos lleven a encontrar el camino que todos necesitamos recorrer, y el secreto está en las respuestas, que sin duda nos llevará al primer peldaño de la escalera, que nos conduce a casa.

(c)2009 Rosa Díaz Santiago