Celebración comunitaria en la visita al cementerio

Fiestas de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos

Reunidos en el cementerio, los fieles se congregan para la oración cristiana por los difuntos, especialmente por los fallecidos desde hace un año, y por todos los que reposan en el cementerio. Se puede disponer de un cirio encendido y un crucifijo, signos de la victoria de Cristo sobre la muerte.

1.Saludo

Nos reunimos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
El Señor esté con vosotros.

2. Monición

Buenos días y bienvenidos a este encuentro anual de recuerdo y oración por los difuntos de nuestra parroquia y por todos los difuntos de nuestras familias y de nuestro pueblo.

Unidos por los lazos de la sangre, y unidos, sobre todo, por la fe en Jesús Resucitado, vamos, juntos, en esta fiesta de Todos los Santos, a recordar a todos los nuestros que han fallecido, con este pequeño homenaje de cariño, de agradecimiento y de oración, en el que pedimos a Dios para que vivan junto a Él y así descansen en paz.

Que recordarles sea para todos nosotros, por encima de la pena y el dolor, un acto en el que les prometamos seguir su ejemplo de vida: esa vida de entrega, de religiosidad, de amor a su tierra y a los suyos.

Nos disponemos, así, a vivir este recuerdo como un bien para nosotros, como una llamada que Dios nos hace a través de ellos, a la vida auténtica, a la vida verdadera...


3.Canto: Iglesia peregrina.

4. Oración

Señor, Jesús Resucitado, vencedor de la muerte. Hazte presente entre nosotros, en este día, porque Señor Tú tienes palabras de Vida eterna.

Que todos los nuestros, a quienes con cariño hoy recordamos, vivan junto al Padre en el Reino de la Vida. Que descansen de sus fatigas, de sus sufrimientos y trabajos, disfrutando, para siempre, de la paz y la alegría de todos los Santos. Y a todos nosotros, danos la fuerza de tu Espíritu para que nuestra fe sea más clara y más fuerte y nuestro amor más fraternal y comprometido.

Te lo pedimos a Ti que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén


5. Lecturas bíblicas

Para las lecturas se proponen dos opciones. La primero ofrece textos muy breves. La segunda, también ofrece textos, algo más largos. Se puede elegir la opción que más convenga a la realidad pastoral concreta.


5.a. Lecturas bíblicas

“Nosotros creemos que Jesús ha muerto y ha resucitado; pues, igualmente, Dios ha de llevarse consigo a quienes han muerto unidos a Jesús.” (1Tes 4,14) PAUSA

“Ninguno de nosotros vive para sí mismo y ninguno muere para sí mismo. Si vivimos, vivimos para el Señor; si morimos, morimos para el Señor, en la vida y en la muerte somos del Señor” (Rom 14, 7-8) PAUSA

“Aniquilará Dios la muerte para siempre. El Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros, y el oprobio de su pueblo lo alejará de todo el país. Lo ha dicho el Señor.” (Is 25,8) PAUSA

“Jesús afirmó: Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y ninguno de los que viven y tienen fe en mí morirá para siempre”. (Jn 11, 25-26) PAUSA

“Entonces vi un cielo nuevo y una tierra nueva. Nada quedaba del primer cielo ni de la primera tierra; nada del antiguo mar”. (Ap 21,1) PAUSA

“Os aseguro que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, seguirá siendo un único grano.. Pero, si muere, producirá fruto abundante.” (Jn 12, 24) PAUSA

Palabra de Dios


5.b. Lecturas bíblicas

Del Evangelio según San Lucas: (Lc 5, 24-29)
“En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Os lo aseguro, quien escucha mi palabra y cree al que me envió posee la vida eterna y no se le llamará a juicio, porque ha pasado ya de la muerte a la vida. Os aseguro que llega la hora, y ya está aquí, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la hayan oído vivirán.”

Del Evangelio según san Juan (Jn 6,38-40)
“Esta es la voluntad del que me ha enviado, que no pierda nada de lo que Él me dio, sino que lo resucite en el último día. Esta es la voluntad de mi Padre: que todo el que ve al Hijo y cree en Él, tengo vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.”

Del Evangelio según san Lucas (Lc 24,1-6)
“El primer día de la semana, de madrugada, las mujeres fueron al sepulcro llevando los aromas que habían preparado. Encontraron corrida la piedra del sepulcro. Y, entrando, no encontraron el cuerpo del Señor Jesús. Mientras estaban desconcertadas por esto, se les presentaron dos hombres con vestidos refulgentes. Ellas despavoridas, miraban al suelo, y ellos les dijeron: ¿por qué buscais entre los muertos al que vive? No está aquí. Ha resucitado”.

Del Evangelio según san Juan (Jn 14,1-4)
“¡Que no tiemble vuestro corazón: creed en Dios y creed también en Mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prerararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Yo soy el camino, la verdad y la vida.”


6. Canto: Tu palabra me da vida...

7. Comentario breve

8. Recuerdo de los difuntos de la parroquia fallecidos durante el año:

Con esta actitud de fe y esperanza vamos a pronunciar los nombres de los que han muerto este año y hemos enterrado en este cementerio. Además tenemos presentes los nombres de todos nuestros seres queridos. Al pronunciar estos nombres expresamos a Dios y a cada uno de ellos los sentimientos que nos embargan en este día.

9. Lista de los nombres:

10. Canto: Resucitó, resucitó,...

11. Monición al Padrenuestro

Rezamos ahora con la oración que Jesús nos enseñó, el Padrenuestro. Pedimos al Padre, que nos enseñe a aceptar su voluntad, que nos alcance lo que necesitamos Aunque no nos atrevamos a pedirlo, que nos dé la paz y que se la dé, eterna y definitiva, a todos aquellos por los que estamos rezando hoy.

Padrenuestro...

12. Despedida

Invitación a la vida de fe, a la celebración cristiana, a la acogida, a la ayuda mutua. Éste es el verdadero y continuo homenaje, recuerdo de los que ya partieron a la casa del Padre, lo que ellos esperan de nosotros. Este es también el camino que un día nos llevará al encuentro definitivo con ellos y con el Padre eterno.

13. Canto: Tú nos dijiste que la muerte...

14. Bendición final

Señor, + dales el descanso eterno.

Y brille sobre ellos la luz eterna.

Que su alma y el alma de todos los fieles difuntos, por la misericordia de Dios descansen en paz.

Amén.

Podéis ir en paz. / R/ Demos gracias a Dios.